Cabo Polonio, Uruguay.

De: marioelaborigen

03 24 am

Etiquetas:

Categoría: Uncategorized

Deja un comentario

Entre 1963 y 1986, el estado uruguayo sacrificó más de 47.000 leones marinos, sobre todo crías, para vender su valiosa piel a la industria peletera. Actualmente están protegidos y quedan unos 12.000 individuos. Muchos de ellos vienen a morir  a la playa de las calaveras.

Anuncios